Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 10 de julio de 2017

Novena a la Virgen del Carmen, día cuarto


Novena a la Virgen del Carmen. Día cuarto: La visitación de María a su prima Isabel. La imagen se encuentra en la iglesia de los carmelitas descalzos de Santander.

Salutación para todos los días: 

Virgen María, Madre y hermosura del Carmelo, Estrella del mar, en esta novena acudimos a ti implorando tu amparo. Madre de Dios y Madre nuestra, dirige tu mirada a todos los que invocamos tu auxilio, escucha nuestras plegarias y enséñanos a servir a Jesús con corazón sincero, como hiciste tú. Madre de misericordia y refugio de los pecadores, intercede por nosotros ante tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Lectura bíblica: 

Del evangelio según san Lucas (1,39-45). «María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Isabel se llenó del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: ¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre!... ¡Dichosa tú que has creído! Porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá».

Reflexión: 

Cuando María supo que su anciana prima esperaba un hijo, se puso en camino hacia su casa para poder ayudarla. El evangelio nos dice que lo hizo en seguida, de prisa, porque la apremiaba la caridad. Ella también iba a ser madre, pero no pensó en su propio bienestar, sino en las necesidades de Isabel. María, que es para nosotros modelo de fe, también es ejemplo de caridad y de servicialidad. Ella siempre está dispuesta para dar una mano a quien lo necesita y se pone en camino para venir a nuestro encuentro siempre que la invocamos.

Pidamos a María que nos ayude a pensar menos en nosotros mismos y más en los otros, a dejar de lado nuestra comodidad para servir con amor a nuestros hermanos.

Invocaciones:

ROSA DEL CARMELO, perfúmanos en el alma y en el cuerpo, para que seamos buen olor de Cristo en medio de nuestros hermanos. Dios te salve, María…

ESTRELLA DEL MAR, conduce nuestra barquilla en el mar de la vida hasta que lleguemos a las playas luminosas de la Patria. Dios te salve, María…

REINA DEL CIELO, que un día gocemos de tu compañía en la eternidad y proclamemos contigo la grandeza del Señor, porque el Poderoso hizo en ti maravillas. Dios te salve, María…

(Pídase la gracia que se desea alcanzar)

Letanías:

Santa María, madre de Dios y madre nuestra, ruega por nosotros.
Mujer servicial y caritativa, ruega por nosotros.
Virgen de Nazaret, ruega por nosotros.
Virgen llena de gracia, ruega por nosotros.
Portadora del Espíritu Santo, ruega por nosotros.
Sierva de la Palabra, ruega por nosotros.
Esposa de José, ruega por nosotros.
Madre de Jesús, ruega por nosotros.
Bendita entre las mujeres, ruega por nosotros.
Madre y hermosura del Carmelo, ruega por nosotros.

Oración final: 

Padre santo, te suplicamos que nos asista con su intercesión la santísima Virgen María, madre y reina del Carmelo, para que, guiados por su ejemplo y protección, lleguemos hasta la cima del monte de la perfección, que es Cristo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

3 comentarios:

  1. Siguiendola con devocion desde Buenos Aires, Argentina, donde tenemos muchos Carmelos a Dios Gracias...Virgen del Cármen protegenos con tu Santo Escapulario....!!!

    ResponderEliminar
  2. Esta Imagen de Sta.Maria del Carmen t ambien es hermosa pues creo todas, pero hay algunas que sobresaltan mas que otras sería posible que como en otras ocasiones lo ha hecho Padre nos compartiera un grupo de las esculturas ó pinturas que le parecieran mas bonitas?Gracias Maggie.

    ResponderEliminar